MUSEO ITINERANTE ARTE POR LA MEMORIA

El MUSEO ITINERANTE ARTE POR LA MEMORIA es una iniciativa ciudadana e independiente que apuesta desde el arte y la cultura por la interculturalidad y la interdisciplinariedad como pilares para la construcción de un proyecto de nación inclusivo y democrático.

El proyecto surge ante la necesidad de mantener una memoria viva frente al pasado reciente que atravesó el Perú desde los gobiernos corruptos de Fernando Belaunde (1980- 85), Alan García (1985-90) hasta la dictadura fujimorista (1990 -2000) donde se propiciaron innumerables violaciones de derechos humanos, como consta en el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR[1]),

Sin embargo, se reconoce que los atentados contra los derechos humanos no cesaron en el año 2000, por ello el Museo recoge también producción cultural que plasma estos últimos sucesos propios de la resistencia de los pueblos, en su mayoría  comunidades indígenas quienes son sometidos a la imposición de modelos de desarrollo sin consulta previa y a quienes la criminalización, hostigamiento y persecución de las y los dirigentes sociales no calla su digna rabia.  Estas situaciones  visibilizan las contradicciones de una supuesta democracia producto de un  proceso trunco de reconciliación que el gobierno de Alan García nunca asumió e incluso dilata.

De esta manera, el Museo Itinerante “Arte por la Memoria” recoge obras artísticas que abordan el tema de la memoria, la violencia del Estado, las causas del conflicto, la resistencia de nuestro pueblo y a la vez apuesta claramente por el respeto a los derechos humanos desde el sentido más amplio: derechos colectivos, derechos ambientales; y, la lucha contra el olvido y la impunidad

¿Por qué la memoria a través del arte y la cultura?

Arte por la Memoria, considera que hay una manera hegemónica de expresarse, la escrita, heredada de la colonia y que niega la de nuestros ancestros que fueron, sobre todo, orales y visuales. Así buscamos con el arte la complicidad para rescatar otras formas, también válidas, de recordar. Muchas son los ejemplos de la memoria visual de nuestro pueblo como las tablas de Sarhua y su historia familiar, el trabajo colectivo de las arpilleras, los telares, retablos y yéndonos más atrás, los quipus. Parte de esta tradición de memoria visual es la que se expone.

Se reconoce el potencial transformador del arte para reconstruir sentidos comunes. Se cree que donde el discurso político y el texto escrito se agotan, el arte tiene, precisamente las facultades que estos no. Su capacidad inalienable de tocar otros niveles de sentido la hacen, a nuestro modo de ver, el medio ideal para sensibilizar al espectador con los temas aquí expuestos.  El acercamiento a las obras artísticas no debe ser facultad de las clases sociales que detentan el poder, por eso es itinerante. Porque hay otras formas de consumir y compartir arte. Se apuesta también por la  democratización del arte.

¿Qué  queremos?

  • Recuperar memoria
  • Evidenciar silencios cómplices
  • Reivindicar a las y los afectados
  • Ser una forma de reparación simbólica para las y los afectados del conflicto.
  • Democratizar plataformas de exhibición y consumo de arte y lograr un trabajo articulado entre varios actores.

¿Cómo lo conseguimos?

El Museo Itinerante ARTE POR LA MEMORIA, se convierte en un espacio ambulante de memoria, que puede ser acogido tanto por un toldo en plena vía pública como por un salón de clases, la arquería de una plaza, un centro cultural o un comedor popular, etc. 

El Museo Itinerante ARTE POR LA MEMORIA pretende incidir en las comunidades visitadas con actividades paralelas que acompañan la muestra, este museo está concebido como un espacio abierto y democrático que propicia el diálogo a través de visitas guiadas, conversatorios y otras formas de intervención. Este no es un museo suntuoso, vertical y unidireccional que cuenta su historia, todo lo contrario. Se reconoce la importancia de una memoria dialogante que está en contraposición a los discursos oficiales sobre memoria.

El Museo Itinerante ARTE POR LA MEMORIA expone obras del llamado “arte académico” y del “arte popular”, mal llamado “artesanía”. Contamos con una serie de obras “base” de artistas como: Herbert Rodríguez, Jorge Miyagui, Álvaro Portales, Carlos “Carlín” Tovar, Mauricio Delgado, Colectivo AMBRE, Karen Bernedo, Nelly Plaza, Teodoro Ramírez y el Colectivo Mama Quilla; sin embargo la muestra se ve enriquecida por artistas locales de la comunidad visitada u otras obras aprestamos.

El colectivo está formado por las y los activistas: Catherine Meza (socióloga), César Ramos (antropólogo y gestor cultural), Jorge Miyagui (artista visual), Karen Bernedo (comunicadora), Mauricio Delgado (artista visual), Orestes Bermúdez (artista visual), Susana Ilizarbe (antropóloga), Valeska Ruiz Peña (abogada), Akito Bertran (artista visual) y Gabriel Salazar Borja (historiador).

Conoce más del museo en: www.arteporlamemoria.wordpress.com


[1]             El Informe final de la CVR determina que el 75% de las víctimas del conflicto armado fueron campesinos quechua-hablantes pobres, atrapados en el terror de ambos bandos y el silencio cómplice de las clases medias y altas de la sociedad limeña.  El MIAXLM reconoce el aporte que el informe brindó para comprender diversas brechas sociales dentro del Perú y suscribe que las recomendaciones emitidas deben ser implementadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s