PALABRAS DE AGRADECIMIENTO DEL MUSEO ITINERANTE ARTE POR LA MEMORIA POR EL PREMIO PRÍNCIPE CLAUS.

miaxm

Estimado señor Johan van der Werff embajador de los países bajos en el Perú y representantes de la Fundación Príncipe Claus: muchas gracias por esta bonita ceremonia.

Estimados amigos y amigas. Nos sentimos muy honrados y agradecidos de haber recibido el prestigioso premio de la Fundación Príncipe Claus, este reconocimiento ha sido una grata e inesperada inyección de recursos y de energías que fortalece nuestro proyecto. Queremos aprovechar que estamos aquí reunidos para agradecer a cada uno de ustedes: personas, colectivos y organizaciones sin cuya colaboración el Museo Itinerante Arte por la Memoria no hubiera sido posible.

En primer lugar a los trabajadores del arte que gentilmente nos permitieron llevar sus piezas por distintas partes del Perú. En todas partes es difícil hacer arte pero más difícil es hacer un arte que reflexione críticamente sobre lo que somos. En contextos hostiles para hacer memoria, cuando nuestra sociedad se niega a verse en el doloroso espejo de nuestro pasado reciente ustedes apostaron por hablar de lo que no se habla, por hacer visible lo invisible, por remecer la comodidad habitual llegando a la cabeza y al corazón de todas las personas que han podido ver sus trabajos.

También estuvieron dispuestos a presentar sus obras en el espacio público, tomando las calles y los lugares alternativos, lejos del glamour de las galerías y los museos oficiales. Nos suelen formar como artistas para reproducir la dominación cultural y estar a toda costa detrás del éxito comercial, el reconocimiento de la crítica y la legitimización por parte de los voceros de las clases dominantes. Gracias a ustedes por apostar por un camino distinto, por ser artistas-ciudadanos y no solo artífices de juegos estilísticos o  marketeros de la propia imagen, gracias por hacer del arte un campo de batalla para producir sentido y disputar memoria.

Queremos agradecer de manera muy especial a los familiares de las víctimas, personas que tal vez nunca imaginaron el rol histórico que los acontecimientos les iban a demandar, y que sin embargo supieron estar a la altura de la historia, a la altura de ese deber moral para con sus hermanos, padres, hijos que ya no están pero también a la altura del deber moral para con la sociedad en su conjunto. Han hecho de sus historias personales y familiares parte de la gran historia de la patria, conmoviendo a muchas personas, ganando la solidaridad y el cariño de quienes apuestan por un país más justo, solidario y digno.

Gisela, Carmen, Sr. Cromwell, Marly, Norma, Sra. Julia, Indira, Flor, Brenda, Mama Quilla y todos los familiares  y organizaciones de familiares y afectados por la violencia política con quienes hemos trabajado: queremos decirles que para los miembros del Museo Itinerante Arte por la Memoria nuestro trabajo toma su sentido más profundo cuando sentimos su agradecimiento y su cariño porque las consideramos ejemplos, porque es un orgullo compartir el camino con personas que a pesar de toda la adversidad no han dejado de luchar. Compartir una lucha es compartir cariño, solo los que luchan saben eso y nosotros nos sentimos con ustedes parte de una gran familia.

Por último queremos agradecer al Movimiento de Derechos Humanos y a las distintas organizaciones sociales que nos han invitado y apoyado en nuestras distintas presentaciones a lo largo de estos 6 años. Agradecerles por mantenerse firmes en la defensa por nuestros derechos y en la apuesta por la memoria, que es otra forma de afirmar la justicia.

Gracias también a quienes nos han acompañado en un tramo del trayecto siendo parte de este colectivo: a nuestros camaradas Melissa Lagos, Susana Ilizarbe y César Ramos, sin cuyos aportes este proyecto no sería lo que es.  Un agradecimiento especial a quienes nos postularon y a quienes escribieron reseñas favorables sobre nosotros. No nos olvidamos de agradecer  a nuestros voluntarios que colaboraron con nosotros en tantos montajes pesados y en tantas jornadas de amanecidas.

La apuesta fue siempre generar, a partir de la acción artística, una plataforma para la reflexión crítica y el ejercicio de la ciudadanía, creando un espacio de articulación entre trabajadores del arte, familiares, organizaciones sociales y el movimiento de Derechos Humanos.  Hemos aprendido mucho sobre el trabajo desde el arte y la memoria en este tiempo. Esos aprendizajes no hubieran sido posibles sin juntarnos, sin trabajar colectivamente, sin crear vínculos basados en los afectos y en las apuestas compartidas. Tampoco hubiera sido posible sin el aguante de nuestras familias y sin todos ustedes, sin esa gran red de cariño de la cual nos sentimos parte y que soporta nuestra acción.

Así como el conocimiento es un proceso colectivo la emancipación, entendida como la superación de todas las relaciones de opresión e injusticia,  también lo es y nosotros tenemos una apuesta vital por la emancipación. Hemos descubierto la alegría profunda que da trabajar colectivamente por un mundo distinto, viviendo como se piensa, sin depositar los sueños en un utópico y lejano mañana sino haciéndolos realidad a mano, en el aquí y en el ahora.  Gracias por permitirnos compartir este camino con todos ustedes. Así seguimos, así seguiremos. Muchas Gracias a nombre del Museo Itinerante Arte por la Memoria.

Museo Itinearnte Arte por la Memoria

30 abril 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s